Fábrica de esencias

Acceder

Conócenos

Cultivos ecológicos y producción de esencias naturales
con los métodos más tradicionales.

QUIENES SOMOS

Peñarrubia del Alto Guadiana

Es una empresa familiar ubicada en el Campo de Montiel, en la localidad de Ossa de Montiel (Albacete) y dedicada al cultivo y recolección de plantas aromáticas, medicinales y condimentarias en producción ecológica. Contamos con terrenos donde cultivamos lavanda, lavandín, espliego, romero, tomillo, mejorana, albahaca, pimiento para pimentón, cereales, olivos y viña, así como numerosas hectáreas de monte ecológico certificado donde hacemos la recolección silvestre.

Gabriel Muñoz Bascuñana

Nuestra empresa familiar dedicada al cultivo ecológico de plantas aromáticas, medicinales y condimentarías, es un proyecto que se viene desarrollando en Ossa de Montiel desde hace casi sesenta años. En esta actividad, empezó mi padre Gabriel Muñoz, en 1960. En aquellos años, la economía de las poblaciones rurales estaba en torno a los recursos naturales de la zona y en este municipio que, de forma silvestre crecen diversas plantas como el romero, tomillo, mejorana, santolina y espliego, existía una industria artesanal de extracción de aceites esenciales. La mayoría de estas destilería artesanales, fueron desapareciendo y en nuestro caso hemos hecho el relevo generacional, adaptando nuestras instalaciones y los cultivos a las necesidades del mercado actual.

Una vida de dedicación.

Primera destileria de esencias naturales. El valor de la experiencia adquirida tras toda una vida de dedicación a las plantas aromáticas. En esta parte de Castilla-La Mancha abundan de forma natural y se han utilizado para la obtención de aceites esenciales a través de los métodos más tradicionales, se adquieren los conocimientos para ofrecer un producto ecológico de la más alta calidad.

tomillo.png

Fábrica de esencias

En cuanto a la evolución de la empresa, hay que destacar el salto que se produjo en 1999 cuando certificamos nuestros cultivos en producción ecológica, esto nos abrió paso a un mercado que en aquel momento se estaba desarrollando con muchas perspectivas de futuro. La demanda de nuestros productos dio lugar a que apostásemos por la calidad y el control de la mayor parte de las fases de producción, esto produjo otro giro en 2004 con la construcción de un secadero para el secado de plantas aromáticas, medicinales y condimentarías. Empezamos a diversificar y a salir al mercado europeo con clientes en Alemania, Austria, Suiza, Francia e Italia, así como al mercado de USA y Japón.